Mexican Drug War

¿Desplomará el Gobierno Mexicano De la Guerra Contra Cárteles de Droga? -Expresa Su Opinión?


Fugitive Watch es uno de los pocos medios de comunicación que ha estado monitoreando y tomando la publicación de noticias sobre la gran guerra que esta pasando en México. Simplemente nos sorprende que el ciudadano estadounidense no tenga idea de la gravedad y las consecuencias de esta guerra. Hacemos esto porque consideramos que en nombre de la humanidad el pueblo de México necesita de nuestra ayuda. Los Estados Unidos debería también ayudar por un par de buenas razones. Nosotros, como país desempeñamos una muy gran responsabilidad por haber causado esta Guerra, por el apetito insaciable de drogas ilegales.

Grandes batallas militares no se veían desde la revolución mexicana de 1910 y están ocurriendo a diario en México. Muchas de estas batallas estan ocurriendo a algunos pies cerca de nuestra frontera y están aterrorizando las ciudades estadounidenses fronterizas. Disparos perdidos de estas batallas han matado a ciudadanos estadounidenses y aterrorizando a la ciudadania. En barrios de Texas se pueden escuchar las explosiones de armas pesadas y granadas de mano en la batalla. Los carteles de la droga son asesinos despiadados de inocentes. Ellos rutinariamente cometen atrocidades sangrientas como cortar cabezas de policias, soldados y masacran hombres, mujeres y niños inocentes sin piedad. Los carteles de la droga hacen que los terroristas de Al Quida parescan un montón de aprendices.

Oficiales del Sheriff estadounidenses y departamentos de policía están pidiendo ayuda. Ellos son superados en número, armamento y no son capaces de defenderse contra el poder de los cárteles. Un departamento de sheriff en Texas sólo cuenta con 28 alguaciles para vigilar la frontera con México. La policía civil no están diseñados para defenderse a sí mismos o a sus comunidades en contra de este tipo de amenazas de fuerza militar. Todo su departamento completo podría ser masacrado en caso de ataque por los carteles. El departamento de policía de Phoenix en Arizona a estado sintiendo los efectos colaterales de la guerra contra las drogas. Ellos tienen en promedio un secuestro por día y tienen toda una unidad de investigación de secuestros con detectives y equipo de Armas Especiales y Tácticas conocido como SWAT, sólo para manejar todos los secuestros. Al menos un general del ejército estadounidense ha declarado de severa gravedad la situación actual en México y sus comentarios pintan un panorama no muy agradable.

México está en una encrucijada en la historia. El pueblo de México está pagando el precio de años de una oligarquía corrupta. México, un país del tercer mundo, tiene más millonarios per cápita que cualquier otro país en el mundo y tiene el hombre más rico del mundo con más dinero que Bill Gates, mientras que la mitad de las personas languidecen en la pobreza. Algunos cárteles están ganando 250 millones de dólares a la semana y un líder del cártel de drogas fue catalogado por la revista Forbes como uno de los 10 hombres más ricos del mundo. El país se ha pintado en un rincón. El gobierno mexicano ha perdido toda la soberanía en grandes porciones del país por cárteles de la droga y la anarquía general. La opción de México, ahora está clara. ¿A caso ellos permitiran a los cárteles de la drogas florecer, como un Estado dentro del Estado? Ellos deben derrotar a los carteles o echarse atrás y pasar las llaves de México a estos criminales y convertirse en estado fracas ado, dirigido por señores de la guerra similar a Somalia.

La Agencia central de inteligencia estadounidense, (CIA) el Ejército y el Pentágono han preparado planes secretos en caso de el colapso del gobierno mexicano, porque es una posibilidad real. El Ejército mexicano, la Armada y la Fuerza Aerea  han sido desplegados en combate durante 4 años sin interrupción y no se ve fin (los soldados estadounidenses en Irak y Afganistán normalmente suelen ser relevados después de 12 meses de combate). Las tropas mexicanas se han agotado y no hay reservas para darles un buen descanso del combate. Ciudad Juárez es la capital del asesinato del mundo. El año pasado, más de 2,500 personas fueron asesinadas en la ciudad. En Ciudad Juárez, un cuarto de la población ha huido de la ciudad, dejando tras de 100,000 casas abandonadas y el 40% de las empresas han cerrado. Si México implosiona vamos a sentir el impacto aqui en Estados Unidos. Millones de refugiados mexicanos huirán de la guerra contra las drogas y la violencia y cruzarán la frontera, abrumando completamente nuestros estados fronterizos.

A pesar de su crítica política, el presidente mexicano Felipe Calderón ha hecho lo que ningún otro presidente ha hecho desde la revolución de 1910. Él ha demostrado valentía y coraje poniendo su propia vida y la vida de su familia en la línea. El finalmente le dijo a su pueblo que tienen que admitir que hay un elefante en la sala y dejar de fingir que no está ahí. Todos los demás presidentes de México antes de él que han permitido la corrupción en el gobierno y los cárteles de la droga a florecer merecen ser denunciados públicamente por el mundo y pasar a la historia de los cobardes criminales que fueron.

El presidente Calderón ya no le queda mucho tiempo. Si no es capaz de derrotar a los carteles para la próxima elección o si el país implosiona, habrá un montón de partidos políticos rivales y los candidatos dispuestos a meterse en la cama con el diablo. Le prometerán al pueblo mexicano que pondrán fin a la guerra, que se traducirá en “volvemos a lo de siempre”. Se llegará a un acuerdo con los carteles de la droga. A los carteles de la droga se les permitirá operar, el ejército volverá a sus cuarteles, la policía será castrada, la corrupción volverá a ser el orden del día. Los carteles serán el verdadero gobierno. Los nuevos funcionarios políticos del gobierno, la oligarquía y los cárteles se llenarán  los bolsillos de dinero mientras que las masas seguirán siendo pobres con poca o ninguna manera de salir de la pobreza, y a merced de los caprichos de los señores de la guerra del cartel de la droga.

Con la falta de un gobierno Méxicano que funcione, los Estados Unidos tendrá que decidir si vamos a negociar con los cárteles de la droga.

Los Estados Unidos comparten la responsabilidad de esta guerra. Nuestra demanda de las drogas, nuestro dinero y nuestras armas estimulan a esta guerra. La mayoría de las armas utilizadas por los carteles contra el ejército y la policía se compran legal e ilegalmente en las tiendas de armas estadounidenses y luego entran como contrabando a México. Los Estados Unidos tiene pocas opciones para ayudar al pueblo Mexicano a librarse de este infierno. Los helicópteros Blackhawk del ejército que el gobierno del Presidente Obama está enviando al Ejército mexicano es demasiado poco y demasiado tarde.

En las próximas elecciones de California se van a complicar las cosas cuando sus votantes despenalizen la marihuana. ¿Por qué los soldados y policías mexicanos deben de morir luchando contra los cárteles de la droga para detener el tráfico de una droga que el pueblo estadounidense quiere tanto que la está despenalizando?

¿Qué tal si los Estados Unidos puediera hacer algo de salvar a México de implosión?

Por favor únase a la discusión, denos sus comentarios y deje que el mundo conozca su opinión.

Leave a Comment

1 Comment

  • bueno lo mio es simple la gente quiere dibercion sin inportar el futuro carlos salinas de gortari quiere adueñarse del pais el govierno americano no le interesamos porque nos quiere de esclavos ese es el tratado con salinas de gortari lo que se deve de aser primero es eliminar a los pristas en la camara de diputados porque an perdido la presidencia pero no el poder en la camara de senadores segundo si savemos de algo ilisito el pueblo debe de lebantarse en armas recuerden estados unidos las vende recuerda mata a un mexicano y as patria y nosotros asiendoles caso no es posible que un enano y 29 mas manegen a mas de ciento veinte millones de mexicanos

Show Buttons
Hide Buttons